Protegemos los derechos humanos

Asumimos la responsabilidad de asegurar el respeto a los Derechos Humanos a lo largo de toda nuestra cadena de valor.

Estamos comprometidos con la protección de los Derechos Humanos en todos nuestros ámbitos de actuación. Tenemos como referencia la Declaración Universal de Derechos Humanos y los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Asumimos el compromiso y la responsabilidad de asegurar el respeto a los Derechos Humanos a lo largo de toda nuestra cadena de valor, incluyendo a nuestros empleados, nuestros proveedores, las comunidades en las que operamos y, por supuesto, nuestros clientes.

Nuestra política

Estos compromisos se recogen en la Política de Derechos Humanos del Grupo, que fue aprobada por nuestro Consejo de Administración en 2016. La política no supone un punto de partida, puesto que el respeto a los Derechos Humanos forma parte irrenunciable de la cultura corporativa de Inditex, sino una recopilación y actualización de los valores que ya se reflejaban en documentos como nuestro Código de Conducta y Prácticas Responsables –que establece los valores y principios que guían a nuestros empleados– y nuestro Código de Conducta de Fabricantes y Proveedores –que establece nuestros principios con nuestra cadena de suministro–.  

Política de Derechos HumanosPDF, 109Kb

La política es el pilar fundamental y primer eje de nuestra estrategia de Derechos Humanos. Esta estrategia permeabiliza la promoción y el respeto a los derechos humanos en la toma de decisiones y en la creación de valor de la compañía. En este sentido, cumple con las siguientes características:

  • Se integra en el modelo de negocio.
  • Se desarrolla  a través de la mejora continua.
  • Fomenta y sistematiza espacios de diálogo abiertos.
  • Integra la formación e involucración interna en todos los niveles de la compañía.
  • Evalúa su implantación en base a indicadores cuantificables.
Identificación

El segundo de los ejes fundamentales de la estrategia es la debida diligencia, que nos permite identificar los impactos más relevantes de nuestra creación de valor en los Derechos Humanos y establecer mecanismos para asegurar su protección. En 2016 comenzamos a llevar a cabo una revisión y actualización de nuestros procesos de debida diligencia, utilizando las mejores prácticas identificadas tanto en la compañía como externamente para la elaboración de un modelo global que será aplicado a toda la organización.

Mecanismos de reclamación

Y como tercer pilar de la estrategia se sitúan los mecanismos de reclamación, que  fortalecen los procesos de debida diligencia al ayudar a identificar y solucionar impactos negativos para los Derechos Humanos, a la vez que refuerzan la relación con los grupos de interés. Nuestro principal mecanismo de reclamación es el canal denuncias que gestiona nuestro Comité de Ética, que está a disposición de todos los empleados y terceros con interés legítimo. Además, mantenemos un diálogo constante con todos nuestros grupos de interés.