El trabajador en el centro

Promovemos el cumplimiento de los Derechos Humanos y los más altos estándares laborales en todas las fábricas con las que trabajamos.

En Inditex queremos que el cumplimiento de los más altos estándares laborales esté garantizado en las fábricas con las que trabajamos en 50mercados, que presentan realidades socioculturales diversas. Al mismo tiempo, queremos que sean espacios donde se promuevan los Derechos Humanos.

Para ello creamos programas que aseguren el bienestar de los más de 2 millones de trabajadores de nuestra cadena de suministro. 

La estrategia de "El trabajador en el centro" abarca el 100% de nuestros proveedores y se implanta en función de las necesidades específicas de cada cluster y de cada comunidad, tras haber estudiado minuciosamente la realidad local, sus fortalezas y sus áreas de mejora.

Tras analizar los resultados de nuestro Programa de Cumplimiento, diseñamos proyectos que fortalezcan las siguientes siete líneas de trabajo:

  • Salarios dignos: facilitar que los trabajadores de la cadena de suministro reciban un salario digno.
  • Género, diversidad e inclusión: promover que todas las mujeres de la cadena de suministro disfruten de las mejores condiciones y oportunidades, a la vez que se fomenta la igualdad de género de una forma transversal, y creando un entorno de trabajo diverso, seguro e inclusivo. Entre otras iniciativas, Inditex lleva a cabo exhaustivos proyectos para luchar contra la práctica ilegal del Sumangali en India, así como otras acciones para promover el empoderamiento de la mujer en el país
  • Salud y seguridad laboral: garantizar que los trabajadores de la cadena de suministro estén protegidos ante riesgos para su seguridad, salud y bienestar ocupacional, tal y como sucede en el caso de Bangladés.
  • Protección de los migrantes y refugiados: asegurar que los derechos de los refugiados y los migrantes son respetados y que en  las fábricas se proporciona un entorno de trabajo decente en el que se apoya la cohesión, tal y como sucede en Turquía para proteger los derechos y prevenir la explotación de refugiados sirios, al igual que en Brasil respecto a trabajadores migrantes. .
  • Protección social: posibilitar el bienestar de trabajadores felices y saludables en la cadena de suministro.
  • Protección de los derechos laborales en la producción de materias primas: mejorar los derechos humanos y laborales de los trabajadores de la cadena de suministro de materias primas a través de intervenciones proactivas a nivel de entorno laboral, comunidad e industria.
  • Participación de los trabajadores: desarrollar y mejorar el diálogo social para lograr relaciones industriales maduras y promover la satisfacción de los trabajadores. Nuestro programa Joint Turkey es un buen ejemplo de cómo nuestro trabajo conjunto con la federación internacional de sindicatos beneficia a los trabajadores.