RECOGER, REUSAR, RECICLAR

Hemos instalado puntos de recogida de prendas, calzado y accesorios en tiendas, ciudades y oficinas de algunos de nuestros principales mercados.

La mejor manera de mitigar la generación de residuos es reutilizar y reciclar. Si es hora de hacer limpieza en el armario, lo mejor es intentar darle una segunda vida a la ropa, arreglar aquello que pueda ser reparado, y cederla a quien la pueda necesitar. Si, por el contrario, una prenda ha llegado al final de su vida útil, lo más recomendable es reciclarla para intentar obtener materias primas de igual o mayor valor.

En Inditex queremos ayudar a nuestros clientes a reutilizar y a reciclar. Para ello, hemos instalado contenedores de recogida de prendas, calzado y accesorios en 2.299 tiendas de 46 mercados, así como en ciudades y oficinas de algunos de nuestros principales mercados. En 2020, este sistema estará instalado en el 100% de nuestras tiendas en el mundo. A través de nuestro proyecto “Closing the Loop” cooperamos con 45 entidades no lucrativas, con compañías especializadas en reciclaje y con especialistas en tecnología para evitar que las prendas usadas acaben en un vertedero. 

Los artículos recogidos son reparados, revendidos con fines sociales o reciclados 

 

Collect reuse recycle II

Los artículos recolectados en nuestros contenedores son donados a entidades no lucrativas como Cáritas, Cruz Roja, Oxfam y CEPF, que los clasifican para repararlos (y, en ese caso, revenderlos con fines sociales) o reciclarlos (en el caso de Cáritas, la prestación de este servicio da empleo a personas en riesgo de exclusión social). Tal y como nos comprometimos con Global Fashion Agenda, en 2020 hemos llegado a acuerdos de este tipo con más de 40 entidades en el mundo.

Además, Zara recoge también ropa a domicilio de manera gratuita en el momento de la entrega de pedidos online en España, así como en las ciudades chinas de  Shanghai y Pekín, París, Londres y Nueva York.

Gif

También ayudamos a empresas especializadas en reciclaje a mejorar las tecnologías con las que en un futuro obtendremos nuevas materias primas que serán de la misma o mejor calidad que las recolectadas. En este ámbito sobresale nuestra colaboración con Lenzing –una empresa austríaca que produce la fibra textil sostenible de origen vegetal Lyocell ® TENCEL– para fabricar materia prima textil de primera calidad a partir de nuestro residuo textil.

Igualmente, impulsamos programas de investigación en tecnologías para la creación de nuevas fibras textiles a partir de prendas recicladas junto al Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y universidades españolas como las Universidades de Vigo (en cooperación con Clermont, en Francia), País Vasco, Granada (junto con la de Hamburgo, en Alemania) y Politécnica de Valencia. En 2020, nuestra inversión en tecnología para el reciclaje textil habrá alcanzado los 3,5 millones de dólares, tal y como nos hemos comprometido con la Global Fashion Agenda.

Reutilización y reciclaje en nuestras propias operaciones

Más allá del reciclaje de ropa, en Inditex también reutilizamos y reciclamos en otros ámbitos de nuestras operaciones para conseguir cumplir con nuestro compromiso de cero residuos a vertedero en 2023. En el último ejercicio, el 91,21% de los residuos del Grupo –sedes, centros logísticos y fábricas de Inditex- fueron enviados a reutilización y reciclaje. Por ejemplo, reciclamos el 100% de nuestras alarmas, de las que recogimos 1.302 millones. Además, durante 2019, Zara ha comenzado la implantación de una única percha para el transporte de las prendas desde los proveedores textiles a las tiendas y su posterior exposición en la zona de venta.

De igual manera, las cajas de cartón que distribuyen nuestras prendas desde las plataformas logísticas hasta las tiendas tienen una vida media de seis viajes de ida y vuelta.

En otro ámbito, Zara ha incorporado a sus tiendas un nuevo formato de bolsas de papel 100% reciclado y reutilizables, que cuentan con la certificación de sostenibilidad FSC. Estas bolsas, que están presentes en tienda durante todo el año, reducen en más del 70% el uso de tinta y suponen un ahorro de más de un 30% en el consumo de agua durante su producción. En 2020 habremos eliminado el total de bolsas de plástico en todas las cadenas.

Igualmente, los sobres de regalo serán también reemplazados y unificarán así su imagen con las nuevas bolsas y con las cajas de pedidos online, como parte de nuestro proyecto Green to Pack, cuyo objetivo principal es optimizar los envases utilizados en toda la cadena de suministro, y reducir al máximo residuos de cualquier tipo.

También estamos innovando para que todos los plásticos que utilizamos en nuestra actividad puedan ser reutilizados, reciclados o compostados de tal manera que sean reintroducidos en el circuito, tal y como nos hemos comprometido en el New Plastics Global Economy Commitment, impulsado por la Fundación Ellen MacArthur en colaboración con UN Environment. En 2023, habremos eliminado el 100% de plásticos de un solo uso a clientes. 

Algunos indicadores de nuestro compromiso con la reutilización y el reciclaje:
  • 14.824 toneladas de prendas, calzado y complementos recogidos en los contenedores situados en calles, tiendas y oficinas en 2018.
  • El 100% de los residuos de la compañía se destinan a reciclaje o a otro método de gestión medioambientalmente sostenible.
  • 1.201 millones de alarmas de seguridad recicladas.
  • 120 millones de perchas recicladas.