Inditex logra superar los 1.100 millones de euros de beneficio

Un año marcado por la pandemia y clave en la transformación de la compañía.

  • Las ventas online crecen un 77% a tipo de cambio constante, y alcanzan 6.600 millones, lo que coloca a Inditex entre los líderes mundiales de moda por internet.
  • Las ventas del Grupo ascienden a 20.402 millones de euros en 2020 –del 1 de febrero de 2020 al 31 de enero de 2021-, limitando su caída al 28% —24,5% sin el impacto divisa—, pese a que el 100% de las tiendas han estado cerradas o han restringido horarios y aforos durante el ejercicio.
  • El presidente de Inditex, Pablo Isla, ha destacado tras estos resultados que “Inditex sale más fuerte de este año tan difícil gracias al enorme compromiso de las personas que integran la Compañía”. Isla subraya la importancia que en este entorno ha tenido “la estrategia de transformación digital puesta en marcha en 2012 a través de la plataforma integrada de tiendas y online”, y concluye que Inditex es “hoy una Compañía aún más sólida que hace dos años, con un modelo de negocio único y una plataforma comercial global, flexible, integrada digitalmente y sostenible, que nos coloca en una excelente posición de cara al futuro”.
  • Durante el ejercicio, Inditex ha incorporado 25 mercados online y ha abierto nuevas tiendas en 29 mercados. En la actualidad, las ocho marcas están ya disponibles por internet en 216 mercados de todo el mundo, 91 de los cuales tiene plataforma integrada de tienda y online.
  • El rápido despliegue del sistema de gestión integrada de inventarios (SINT), ya disponible en 5.777 tiendas de 89 mercados, ha sido crucial en la pandemia. El SINT ha permitido distribuir desde tienda 46 millones de entregas por un importe total de 1.155 millones de euros.
  • En un año tan difícil por la pandemia, Inditex ha continuado generando caja hasta alcanzar una posición financiera neta de 7.560 millones de euros al cierre del ejercicio.
  • Las ventas en tienda y online a tipo de cambio constante del 1 al 28 de febrero cayeron un 15% con el 21% de las tiendas cerradas. Entre el 1 y el 7 de marzo, donde el porcentaje de tiendas cerradas era del 15%, las ventas se situaban ya en el -4%. Excluidos los cinco mercados cerrados más relevantes (Alemania, Brasil, Grecia, Portugal y Reino Unido), las ventas alcanzan el +2%.
  • La sólida posición financiera del Grupo ha permitido al Consejo de Administración proponer a la Junta de Accionistas un dividendo de 0,70 euros por acción, 0,22 en concepto de dividendo ordinario y 0,48, extraordinario. 0,35 euros serán distribuidos el 3 de mayo de 2021 y 0,35 el 2 de noviembre de 2021.

I. Un ejercicio marcado por la pandemia

Las ventas de Inditex en el ejercicio 2020 (de 1 de febrero de 2020 a 31 de enero de 2021) alcanzaron los 20.402 millones de euros, en un año que ha estado marcado por la pandemia de la covid-19. En todo momento se ha priorizado en todo el mundo la salud de la plantilla y de los clientes con el objetivo de impedir cualquier tipo de contagio, y por esta razón el 100% de sus tiendas o bien ha cerrado o bien restringido severamente sus horarios comerciales y aforos durante prolongados momentos del ejercicio.

En este entorno, la venta online se ha incrementado un 77% a tipo de cambio constante, con periodos de crecimiento por encima del 100%, hasta superar los 6.600 millones de euros en el ejercicio. Estas cifras sitúan a Inditex actualmente ya entre los principales operadores de venta de moda online del mundo.

La gestión activa y constante durante la pandemia ha permitido reducir el gasto operativo un 17%, lo que demuestra la capacidad de adaptación y flexibilidad de la Compañía. Al mismo tiempo se ha mantenido un robusto margen bruto sobre ventas del 55,8%, incluso con las restricciones afrontadas por la red comercial muy especialmente en el último trimestre del año. A tipo de cambio constante, el margen bruto crece 170 puntos básicos, hasta el 57,58% de las ventas (257 pb en el segundo semestre).

El Grupo supera el ejercicio con una sólida posición financiera de 7.560 millones de euros, y con un inventario de calidad, fruto de la continua mejora en la eficiencia de gestión del inventario, que se reduce un 9% tras descontar la provisión realizada en 2019 para prevenir los efectos de la pandemia.

La integración de inventarios es precisamente uno de los aspectos más destacados del ejercicio, dado que la rápida implantación del sistema de gestión integrada) (SINT) –ya en 5.777 tiendas de 89 mercados- permitió completar desde tienda pedidos online por importes que superan los 1.155 millones de euros.

La contribución fiscal del Grupo alcanzó un total de 4.689 millones de euros, mientras que la tasa efectiva del impuesto de sociedades global fue del 21,2%, en línea con la de ejercicios anteriores.

El resultado final es que la Compañía ha logrado alcanzar en este ejercicio, los 1.106 millones de euros de beneficio neto. Especialmente destacable es en este sentido que en el segundo semestre del año el beneficio neto ha ascendido a 1.302 millones de euros.

A la luz de estos resultados, el presidente de Inditex, Pablo Isla, ha señalado que “Inditex sale más fuerte de este año tan difícil” y ha destacado que esto ha sido posible, de forma muy significativa, por “el enorme compromiso de las personas que integran la Compañía”. Isla ha afirmado además que “la estrategia de transformación digital puesta en marcha en 2012 a través de la plataforma integrada de tiendas y online se ha demostrado que es la correcta”, y ha concluido que Inditex es hoy “una Compañía aún más sólida que hace dos años, con un modelo de negocio único y una plataforma comercial global flexible y eficiente, que nos coloca en una excelente posición de cara al futuro”.

Comienzo del ejercicio 2021. Las ventas en tienda y online a tipo de cambio constante del 1 al 28 de febrero cayeron un 15% con el 21% de las tiendas cerradas. Entre el 1 y el 7 de marzo, donde el porcentaje de tiendas cerradas era del 15%, las ventas se situaban ya en el -4%. Excluidos los cinco mercados cerrados más relevantes (Alemania, Brasil, Grecia, Portugal y Reino Unido), las ventas alcanzan el +2%.

La robusta posición financiera neta y el flujo de caja generado gracias al fuerte desempeño operativo, permitió el pago de un dividendo total de 1.090 millones de euros en noviembre, al tiempo que se mantenían los recursos propios necesarios para reinvertir en el crecimiento de la Compañía.

En esta misma línea, el Consejo de Administración de Inditex propondrá a la Junta General -que se celebrará el próximo mes de julio- el pago de un dividendo de 0,70 euros por acción. Está compuesto por un dividendo ordinario de 0,22 euros y un dividendo extraordinario de 0,48 euros por acción. Divididos en dos pagos iguales, se distribuirán 0,35 euros por acción el 3 de mayo de 2021, y otros 0,35 el 2 de noviembre de 2021.

Una empresa comprometida. Durante la pandemia, el Grupo ha reforzado sus compromisos con los diferentes grupos de personas con los que trabaja (ver pág. 8-9, Comprometidos con las personas durante la covid-19).

Muy especialmente, el compromiso de la Compañía durante la pandemia se ha concentrado en sus proveedores, a quienes, además de ayudar en el cumplimiento de las recomendaciones sanitarias, se les aseguró de forma sólida los pagos sin suspender ningún pedido y respaldando además medidas de apoyo financieras (ver pág. 8-9).

Si nos fijamos en España, el número de proveedores locales se elevó a 6.384, con un total de facturación al Grupo superior a los 4.000 millones de euros. En los últimos cinco años, el volumen de facturación a proveedores españoles asciende a 24.400 millones de euros.

Es importante destacar también la puesta en marcha de iniciativas de voluntariado. Estas iniciativas recaudaron más de 1,4 millones de euros a través de proyectos solidarios próximos a nuestras sedes y se reforzó la colaboración con Cáritas, con quien se buscó alternativas para ofrecer formación online a colectivos vulnerables, de forma que no se interrumpieran los programas de capacitación laboral.

Comprometidos con las personas durante la covid-19

Desde el primer momento en que se comenzaron a sufrir los efectos de la pandemia, el Grupo desplegó cuantas iniciativas fueron necesarias para contener los efectos de la crisis y se activó un programa global de emergencia de inversión en la comunidad al que destinó más de 40,4 millones de euros y que permitió, entre otros, movilizar más de 177 millones de unidades de material sanitario y de primera necesidad.

El primer país que sufrió los efectos de la enfermedad fue China, y los esfuerzos de Inditex se centraron en la adquisición de material sanitario para su distribución a hospitales, a través de la Tsinghua University Education Foundation y la Hubei Provincial Charity Federation. A partir de esta colaboración, se donaron más de 2,5 millones de artículos de protección sanitaria.

Cuando la pandemia alcanzó a Europa, la empresa puso toda su capacidad logística y de aprovisionamiento al servicio de la emergencia sanitaria, con el objetivo de poder adquirir y transportar el material necesario a la mayor brevedad posible.

Entre las adquisiciones de las administraciones públicas y donantes privados, incluyendo tanto las de la Fundación Amancio Ortega como las de la propia empresa, el Grupo ha entregado más de 177 millones de unidades de material prioritario que han viajado en un total de 66 vuelos: 2.300 respiradores, 2,8 millones de mascarillas N95/FFP2, más de 120 millones de mascarillas quirúrgicas, casi 44 millones de guantes, 425.000 pantallas faciales, 540.000 buzos protectores, 1,5 millones de batas quirúrgicas, 350 camas hospitalarias, 1,9 millones de test y 17 robots para acelerar su procesamiento. Inditex ha destinado en este sentido 24,6 millones de euros.

Igualmente, se produjeron en las fábricas del Grupo más de 140.000 batas sanitarias impermeables que fueron distribuidas en proximidad a través de las autoridades autonómicas.

Además, la compañía donó 31.000 artículos de la colección textil-hogar de Zara Home (mantas, sábanas y almohadas) a centros sanitarios y albergues de personas sin hogar; y más de un millón de prendas para personas sin recursos. Estos productos fueron distribuidos, principalmente, a través de distintas organizaciones con las que el Grupo mantiene colaboraciones estables, tanto entidades sin fines lucrativos como Cruz Roja o Cáritas, como organismos públicos como el Ayuntamiento de A Coruña, la Xunta de Galicia o IFEMA/Comunidad de Madrid, entre otros.

Muy especialmente, se pusieron en marcha diversas acciones y programas para abordar las consecuencias sanitarias y económicas de la pandemia de la covid-19 en los trabajadores de la cadena de suministro, con especial atención a los colectivos más vulnerables.

De acuerdo con una política de compra responsable, se garantizó desde el primer momento el pago de todos los pedidos realizados y en fase de producción, agilizando los pagos para facilitar a los proveedores el pago de salarios a sus trabajadores. Además, se facilitó en todo momento que los proveedores accedieran a fuentes de financiación en caso necesario.

En otros mercados afectados por la pandemia se han realizado también contribuciones monetarias y en especie extraordinarias. Es el caso de Estados Unidos, Brasil, México, Italia, Rumanía, Portugal y Reino Unido, donde la empresa ha realizado diversas aportaciones a organizaciones sociales como NewYork-Presbyterian Hospital, American Red Cross, The Door - A Center of Alternatives y Food Bank For New York City (Estados Unidos); Fondazione Costruiamo il Futuro (Italia); Alianza por el Centro Histórico (México) y Women’s Aid (Reino Unido), entre otras.

II. Un año clave en la estrategia de Inditex

El ejercicio 2020 ha sido un año clave en la estrategia de Inditex. La planificación comenzada hace nueve años y las inversiones realizadas en la plataforma integrada de tiendas y online desde 2012 han permitido que la Compañía haya podido desarrollar su actividad durante la pandemia con un inventario único integrado digitalmente, lo que ha permitido adaptarse a las necesidades del cliente.

Gracias a este factor, la demanda se ha podido gestionar desde las tiendas de forma natural y con la flexibilidad y eficiencia necesarias. La implantación total del sistema de identificación de prendas por radiofrecuencia (RFID) permitió a lo largo del presente ejercicio un rápido despliegue del sistema de gestión integrada de inventarios (SINT), disponible ya en 5.777 tiendas de 89 mercados. A través de este sistema se han distribuido desde tienda 46 millones de pedidos online por un importe total de 1.155 millones de euros, con una mejora además en la precisión y eficiencia de gestión del inventario.

Cabe recordar, en este sentido, que la inversión en integración tecnológica, digitalización, transformación y adaptación del parque de tiendas desde el año 2012 supera los 11.000 millones de euros. Durante el año 2020, el Grupo ha continuado con esta línea de inversión, que se mantendrá en 2021 y 2022 con inversiones por valor de 2.700 millones de euros.

El crecimiento del 77% a tipo de cambio constante de las ventas online, hasta los 6.600 millones de euros es también una consecuencia de toda esta transformación, que coloca ya a Inditex entre los principales operadores de moda por internet. En el ejercicio 2020 las visitas online han crecido un 50% hasta alcanzar un total de 5.300 millones.

La capacidad de respuesta tanto de fluidez en los canales digitales como de agilidad en la logística se ha adaptado sin fisuras a este nuevo entorno, donde ha llegado a crecer un 57% el número de pedidos en una hora hasta superar los 400.000.

Las ocho marcas del Grupo cuentan con 50 millones de usuarios activos que se inclinan mayoritariamente por realizar las operaciones a través de las app en los móviles, de las que 132 millones han estado activas durante 2020 en todo el mundo. En redes sociales la suma de todos los formatos del Grupo asciende a 200 millones de seguidores.

El número de mercados con plataforma integrada de tienda y online ha seguido creciendo hasta alcanzar los 91 y la expansión de la web global de las diferentes cadenas, que ya llegan a un total agregado de 216 mercados en el mundo.

Destaca la apertura de la plataforma local integrada de Zara.com en Argentina, Paraguay, Uruguay, Chile, Panamá, Costa Rica o Puerto Rico, así como en Islandia, Georgia, Túnez, Kazajistán, Chipre o Argelia, entre otros. Asimismo, destaca el lanzamiento de la nueva plataforma de venta online de Lefties, disponible en España y Portugal.

El resto de los formatos comerciales (Bershka, Pull&Bear, Massimo Dutti, Stradivarius, Zara Home, Oysho y Uterqüe) también ha ido extendiendo de forma importante su presencia online durante el ejercicio.

Inditex Open Platform

La base de todo este sistema de integración es la plataforma tecnológica denominada Inditex Open Platform (IOP), una auténtica reproducción digital en una nube híbrida de cada una de las fases del modelo de negocio de Inditex. Un edificio virtual adaptado a cada departamento y sus necesidades, que integra todo el ciclo de vida del producto, lo que permite una interacción y adaptación permanente entre todas ellas.

Toda esta compleja arquitectura está desarrollada por equipos internos multidisciplinares para resolver las necesidades del comercio electrónico y su flexible adaptación a cada una de las áreas.

IOP se encuentra implantada al 80% y estará totalmente desplegada a finales del ejercicio 2021.

Gracias a su carácter abierto y modular, la IOP permite a todas las áreas de la Compañía adaptar sus procesos en tiempo real a las necesidades del cliente y reaccionar ante sus preferencias, algo que, por otro lado, es la base que siempre ha inspirado el modelo Inditex. La IOP tiene de esta forma la capacidad de generar constantemente soluciones tecnológicas a través de microservicios adaptados a cada fase del modelo de negocio, lo que aporta una agilidad y versatilidad extraordinarias, en un entorno puramente digital. Gracias a su adaptabilidad, la rapidez en la construcción de soluciones se multiplica exponencialmente y, con ella, la posibilidad de prestar el mejor servicio ante cualquier nueva necesidad.

Tiendas de calidad

Pieza esencial del modelo integrado, Inditex concluye el año con 6.829 tiendas ubicadas en las ciudades, calles y centros comerciales más relevantes del mundo. Durante el ejercicio, el Grupo siguió abriendo y ampliando tiendas en las que se prioriza la calidad de espacio y de ubicación.

En total, se han abierto 111 tiendas en 29 mercados con la última tecnología destinada a la integración comercial y con toda la red completamente incorporada al programa de ecoeficiencia, tal y como estaba previsto para este año 2020, y con más de la mitad de las tiendas conectadas ya al sistema de control de alta eficiencia energética Inergy. El plan de transformación digital se ha completado este año con la absorción de 751 establecimientos más pequeños y antiguos, tal y como estaba previsto.

De entre todas las tiendas abiertas, ampliadas y reformadas en este ejercicio destaca la de Zara París Pont Neuf, catalogado como edificio histórico en 1990, y sus más de 2.000 metros cuadrados de superficie comercial, en un emplazamiento comercial de la máxima calidad. Igualmente, en Paseo de Gracia, en Barcelona, la flagship de Zara suma otros 800 metros cuadrados hasta alcanzar los 4.800, en uno de los epicentros mundiales del comercio y la moda. Esta icónica tienda está equipada además con el Modo Tienda, un desarrollo propio de Inditex que permite al cliente acceder a la tienda que desee a través de su dispositivo. De esta forma, se puede localizar la ubicación exacta de una prenda, reservar un probador o pagar sin pasar por caja.

Esta funcionalidad innovadora, equipada ya en diversas tiendas de España, Reino Unido, Francia, Japón, Italia y Dubai, es una realidad gracias a las últimas tecnologías implantadas en tienda, que comunican cada prenda del inventario con el móvil del cliente, prácticamente en tiempo real.

En Moscú, en la calle Kuznetsky-Motz, Zara ha realizado una profunda reforma que ha permitido integrar además en su oferta los productos de Zara Home, en un espacio de más de 2.500 metros cuadrados ideados para una navegación cómoda e intuitiva por la oferta de moda para las personas y para el hogar.

En Londres, la primera tienda que abrió Zara en Reino Unido (Bluewater) ha experimentado también una reforma que integra, en sus más de 3.100 metros cuadrados, la oferta de Zara Home.

En el resto de Europa también las marcas del Grupo han abierto tiendas representativas, como el caso de Pull&Bear en la calle Grote Markstraat, de La Haya, con 1.400 metros cuadrados de superficie, o Bershka, en la calle Kalverstraat de Ámsterdam, con más de 1.000 metros cuadrados de espacio comercial.

Asimismo, en el continente americano Zara ha protagonizado relevantes aperturas y reformas, como la de su tienda flaghsip de Bogotá, que destaca por las particularidades arquitectónicas de su fachada. Otras marcas del Grupo también han abierto tiendas relevantes en el continente, como Stradivarius en Madero (Ciudad de México).

El Grupo ha seguido también desplegando su programa de implantación selectiva de puntos automatizados de recogida de pedidos online, que permite a los clientes obtener su compra en tan solo unos segundos y de manera autónoma, a través de un código QR.

Tiendas como la ampliada Zara de Heraklion, en Creta (Grecia), o la de Berlín (Alemania), en Tauentzienstrasse, que ya alcanza los 3.800 metros cuadrados de superficie comercial, son otras de las que han sido equipadas con esta tecnología destinada a la integración plena de la plataforma de tienda y online.

Otra de las aperturas más significativas del año tuvo lugar en Pekín (China), en la calle Wangfujing, una tienda Zara de más de 3.500 metros cuadrados –la mayor de Asia- y que ha sido equipada no sólo con las últimas tecnologías de integración y ecoeficiencia, sino también con una nueva sección de Cosmética y una sección específica destinada a las cápsulas de Zara Edited.

Nueva imagen de tienda de Zara

Zara sigue evolucionando sus principales flagship globales y lo hace manteniendo en el centro a un cliente con quien preserva una relación única, sin distinción del canal que utilice como herramienta de compra. Siguiendo esta filosofía de integración de tienda y online, los espacios cada vez más buscan transmitir nuevas experiencias y emociones en todo el proceso de contacto y compra de moda. Esta evolución ya está presente en las principales flagship abiertas o reformadas por Zara en 2020 y se seguirá desarrollando e implantando en las nuevas aperturas previstas.

Dentro de una imagen en la que destacan las líneas orgánicas y la calidez de materiales, la tienda ha sido diseñada bajo cinco principios:

Agilidad operativa: favorece un mejor servicio tanto en tienda, gracias a una eficiente reposición, como online, agilizando la función del almacén como pequeña plataforma logística que da servicio online, gracias al Sistema de Gestión Integrada del Stock (SINT).

Sostenibilidad: con parte del mobiliario construido a partir de biomasa y nuevos espacios para el reciclaje de cartón y prendas usadas.

Menos es más: mayor superficie comercial con una menor densidad de exposición, a través de espacios más recogidos que dan escala al tamaño de las colecciones.

Tienda viva: espacios polivalentes destinados a acoger las múltiples acciones que suceden en ella, como Edited, Woman, Showroom, Take Away, Cápsulas, Zara Home o la nueva colección de Cosmética.

Customer Experience: áreas de servicios que mejoran la experiencia del cliente dentro de la tienda, con hasta ocho espacios de espera en probadores, zonas de showroom y gestión de turnos. También se han añadido áreas de devoluciones separadas de la caja principal y nuevas zonas de recogida online y área de reciclaje.

Nuevo edificio de Zara.com

El modelo integrado tiene uno de sus mejores referentes en el edificio de Zara.com, de 67.000 metros cuadrados, en el que, junto al ecosistema natural en el que se integra, se han invertido 130 millones de euros.

Su quinta planta, de 9.000 metros cuadrados, alberga los platós de zara.com, todos ellos con luz natural, en los que fotógrafos, modelos, estilistas y maquilladores dan vida a las prendas y estilismos de la marca. La tercera y cuarta planta serán ocupadas por el resto de su equipo multidisciplinar: desde los profesionales de Imagen que trabajan las campañas de Zara al inicio de cada temporada, hasta el equipo de ingenieros y programadores dedicado en exclusiva a la IOP. Las dos plantas inferiores de estas nuevas instalaciones ecoeficientes y tecnológicamente avanzadas estarán habilitadas para los equipos de diseño de Zara Man.

El edificio destaca por su fachada acristalada, de 28 metros de altura, que incorpora 720 módulos de vidrio de alta eficiencia energética. Su configuración interior, de planta cuadrada, se caracteriza por amplios y diáfanos espacios de trabajo modulares. Papel clave juega la incorporación de los últimos avances en conectividad a través de Wifi 6 y 5G, que facilitan la utilización de novedosas herramientas tecnológicas. El edificio ha sido diseñado en función de conceptos bioclimáticos y aspira a la máxima certificación medioambiental, LEED Platino. Lleva en cubierta 554 paneles fotovoltaicos que, junto con los 2.826 instalados en el exterior, autoabastecen de la mitad del consumo eléctrico del edificio.

III. Compromiso con la sostenibilidad

Al tiempo que superaba los desafíos del ejercicio 2020 y proseguía con el despliegue de su estrategia de digitalización e integración, el Grupo ha seguido acelerando su plan actual de Sostenibilidad en el que se propone la incorporación de los procesos medioambientales sostenibles más avanzados a toda la cadena de producción.

Esta dinámica, en la que están implicados todos los departamentos de la empresa, ha tenido una primera consecuencia: el Grupo ha superado con creces el objetivo que se había planteado para 2020 de que el 25% de sus prendas fueran Join Life, el distintivo con el que se reconocen aquéllas que destacan en materia de sostenibilidad de materiales y procesos. Más de 35% de las prendas fueron Join Life en 2020.

Esta línea de trabajo, que actúa a lo largo del ciclo de vida del producto, ha permitido incrementar un 91% el uso de algodón más sostenible, hasta las 73.874 toneladas, al tiempo que se completaba en las tiendas del Grupo a nivel mundial el despliegue del programa de recogida de prendas usadas, para aportarles una segunda vida o asegurar su reciclaje.

En este sentido, todos los diseñadores del Grupo reciben una formación especializada en las mejores prácticas de sostenibilidad, para asegurar que desde la fase de diseño se aplican las técnicas medioambientales más avanzadas.

Las tiendas continúan su plan de transformación medioambiental y, como ya se ha comentado, una vez superado el objetivo fijado para 2020 de que todas respondan al perfil de tienda ecoeficiente, continúan su proceso ahora para conectarse al sistema de control de alta eficiencia energética Inergy (pág. 15).

También dentro del plan, las bolsas de plástico han desaparecido completamente, y el sistema de recibo sin papel (ticketless) es ya una realidad en los pedidos online de todas las cadenas.

En materia energética, el Grupo sigue apostando por las fuentes renovables que ya representan el 80% del consumo total, por encima también del objetivo del 65% fijado para el ejercicio, y que colocan a la Compañía en el camino de adelantar a 2021 el objetivo del 90%.

Asimismo, el Grupo se ha vinculado a objetivos concretos de descarbonización dentro de los Science Based Targets (SBTs) y ha confirmado su meta de que para 2025 la Compañía se aprovisione exclusivamente de materias primas que tengan las máximas garantías de sostenibilidad.

Al mismo nivel de importancia estratégica y de Buen Gobierno Corporativo sitúa la Compañía su vigilancia constante y promoción de las mejores prácticas en materia social y laboral a lo largo de toda la cadena de suministro. En este sentido, el Grupo realizó un especial esfuerzo en 2020 para apoyar a sus proveedores en la implantación de las medidas de seguridad y salud necesarias durante la pandemia de la covid-19, al tiempo que seguía impulsando toda su estrategia Trabajador en el centro 2019-2022, con especial foco en la protección social, los salarios dignos y el empoderamiento de la mujer.

Durante el ejercicio, el Grupo prosiguió con todas sus líneas de actuación en materia de inversión social, principalmente a través de programas de educación, bienestar social y ayuda humanitaria. En 2020 estos programas, articulados a través de 439 organizaciones sociales especializadas, beneficiaron a 3.313.581 personas, un millón más que en 2019, a través de 703 inicioativas que recibieron una inversion superior a los 71 millones de euros.

IV. Innovación en las iniciativas comerciales

Como cada ejercicio, los diferentes formatos del Grupo desarrollaron diversas iniciativas vinculadas con el producto y con la comunicación con los clientes, con el objetivo de transmitir una imagen acorde a las propuestas planteadas por los más de 700 diseñadores del Grupo.

Durante el confinamiento, destaca la capacidad adaptativa y de búsqueda de soluciones que tuvieron que encontrar los diferentes equipos creativos. Como comparte la modelo lituana Giedre Dukauskaite en el vídeo de esta página, los profesionales trasladaron en muchos casos la actividad a sus propios domicilios, con la complicidad de todos los equipos implicados en dar a conocer las novedades de moda.

Más allá de esta capacidad adaptativa, consecuencia sin duda de la cultura de equipo con la que siempre trabajan los departamentos de diseño del Grupo, todas las marcas lanzaron interesantes iniciativas y experiencias. Zara ofreció a sus clientes la incorporación de videos-felicitación para acompañar a los regalos en un momento en el que la distancia social y las limitaciones a la movilidad han impedido a muchas personas entregar en mano sus regalos a sus seres queridos.

La capacidad de reacción también ha tenido su reflejo en la adaptación a las preferencias del cliente, con una mayor presencia de prendas funcionales y confortables pero llenas de creatividad y tendencia, sin renunciar a la creciente sostenibilidad de las colecciones. Ejemplos de ello son las colecciones Comfy, inspiradas en patrones deportivos, con tejidos de punto o algodones cálidos.

En paralelo, Zara siguió ofreciendo colecciones de mayor tendencia, con nuevas ediciones de SRPLS o rememorando los diseños más icónicos con The Archive Collection. Durante el cuatro trimestre, Zara ha lanzado su colección de joyas The Essentials Collections, una colección de joyas en plata de primera ley 925 chapadas en oro de 24 quilates. Asimismo, Zara Man colaboró con el fotógrafo David Bailey, que fotografió a Lenon Gallagher, y Zara Kids lanzó su nueva Ski Collection.

En el trimestre final del ejercicio, Pull&Bear también lanzó su colección de bisutería Gold and Silver Plated Collection, sin dejar de presentar sus propuestas para la nueva temporada SS21: prendas ligeras y denim renovado en colores suaves, tonalidades pastel y verdes en todas sus variantes, combinados con estampados florales y marinos, tie-dye y gráficos digitales.

Massimo Dutti lanzó también su propia colección de joyería, en colaboración con la diseñadora Aurélie Bidermann y presentó, en enero, una nueva colección de Woman con una exclusiva selección de piezas que aportan una nueva actitud de confort. Materias de exquisita calidad, con preferencia de confort wear fabrics como el punto tejido con lana en colores neutros y naturales, dan forma a prendas versátiles y con un toque de tendencia.

Las Art Series de Bershka propusieron cápsulas streetwear estampadas con icónicas obras de arte del barroco. La artista Johanna Jaskowska ha creado un filtro en Instagram especial para esta nueva colección, que en pocas horas han utilizado más de 90.000 usuarios.

Stradivarius Meets Art, una apuesta por el arte y el talento’, fue el llamamiento mundial realizado por la marca para dar visibilidad a artistas emergentes y convertir las tiendas de la marca en pequeñas galerías de arte. La ilustración, la cerámica, el macramé, el arte floral, la danza… Todas las disciplinas tienen cabida en la iniciativa.

El Yoga Dance, una nueva disciplina de ejercicios de Yoga con movimientos de danza, con el fin de potenciar la flexibilidad y el equilibrio del cuerpo, ha sido objeto de atención por parte de Oysho, que ha lanzado una colección específica diseñada para aportar el mayor confort durante la actividad y una total libertad de movimiento. Durante el mes de enero, la marca también lanzó su colección Compressive, con prendas destinadas a deportes de medio y alto impacto, con tejidos de alta durabilidad y un acabado más suave gracias al corte láser.

Zara Home, que estrenará a inicio del ejercicio su nueva imagen global, en la tienda ubicada en la calle Compostela de A Coruña (España), ha estado singularmente activo a lo largo de todo el año. En la última parte del ejercicio ha lanzado cápsulas especiales pensadas para las necesidades del hogar, a las que Zara Home está dedicando un cuidado especial en sus últimas colecciones.

Por ejemplo, en estos momentos destaca la dedicada a las mascotas, el cuidado específico de la ropa o el calzado. Otra de las colecciones que ha tenido muy buena acogida ha sido la dedicada a la pintura y papelería. Y, la más reciente, dedicada a la música: tocadiscos, altavoz y auriculares, en colaboración con Audio Technica o Röth & Myers, así como una colección de vinilos para cualquier aficionado a escuchar música en su casa.

Ya al final del ejercicio, Uterqüe lanzó, por su parte, su Colección 0.0 Studio, una cápsula que muestra tendencias en prendas oversize y andróginas. El confort y la calidad prevalecen siempre en esta propuesta, que se inunda de color y deja atrás los tonos neutros de meses anteriores.